La Xunta ya está desarrollando trabajos previos en más de 20 centros rurales para evaluar su declaración como aldeas modelo

El responsable de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural participó en este foro con un informe sobre la futura Ley de recuperación y mejora de las tierras agrícolas de Galicia.

La Xunta está desarrollando el trabajo preliminar y preparatorio en más de 20 centros de población de la zona rural de Galicia para evaluar la posibilidad de convertirlos en aldeas modelo. Así lo anunció hoy el director de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural (Agader), Miguel Pérez Dubois, en su participación en el Taller Landnet con el informe “La ley de recuperación y mejora de las tierras agrícolas de Galicia: acciones innovadoras para promover el uso de terra ”, en el marco del Congreso Internacional de Desarrollo Rural y Turismo que acoge la Ciudad de la Cultura esta semana.

El director general explicó que el objetivo de la iniciativa de aldeas modelo promovida por el Gobierno gallego es recuperar las tierras abandonadas de los alrededores de cada núcleo, contribuyendo así a su mejora, mejorando la calidad de vida de su población y, al mismo tiempo. , reforzando la prevención de incendios en las cercanías de los hogares.

Pérez Dubois enmarcó esta medida en la futura Ley de recuperación y valorización de las tierras agrícolas de Galicia en la que trabajan la Xunta y el Grupo Parlamentario del Pueblo. El jefe de Agader señaló que esta norma tiene como objetivo promover la recuperación de las tierras y luchar contra el abandono, facilitando, entre otras acciones, el contacto entre los interesados ​​en poner a producir las tierras y sus propietarios.

Con este fin, se contemplarán beneficios fiscales y otras medidas de promoción, mientras se busca mejorar la base territorial de las granjas, crear y mantener empleo en las zonas rurales y proteger el medio ambiente, especialmente en lo que respecta a la prevención de incendios forestales.

En esta línea, el director de Agader ha avanzado que la ley se basará, fundamentalmente, en el uso y el empoderamiento de dos instrumentos: el banco de tierras, que se racionalizará con la nueva norma, y ​​el banco de explotaciones. En relación con este último, destacó que se utilizará para apoyar y facilitar el contacto entre los agricultores y los ganaderos que están a punto de abandonar su negocio y otros interesados ​​en dar continuidad. Habló además de otras herramientas, tales como fincas agroforestales, proyectos de uso comunitario de la tierra y la iniciativa del pueblo modelo.

Mesas redondas
En este mismo foro, el director de la Agencia Gallega para la Calidad de los Alimentos (Agacal), Manuel Rodríguez, moderó esta mañana dos mesas redondas sobre indicaciones geográficas y desarrollo rural. El primero se centró en una visión de las administraciones y organizaciones del sector y el segundo evaluó diferentes casos de éxito.

Este Congreso Internacional será cerrado oficialmente mañana por el director de Agader y cerrará el viernes con una visita de los participantes a varios proyectos relacionados con el desarrollo rural y el turismo ubicados en diferentes lugares dentro de Galicia.

Deja un comentario